14 mayo, 2009

CARROÑA HUMANA




Dejaré mis entrañas abiertas, para que vengan las mujeres vestidas de blancas palomas. Y como aves de rapiña profanen mi cuerpo y mi alma. Esta alma que daño no causa a ninguna. Pero todas ellas, dirigidas por el ave azul y sus compañeras celeste- cielo, acompañan a carcomer lo sabio, lo inmensamente puro que hay en mí.

Y mis labios se sellarán con el silencio eterno de no entender las pretensiones de éstas féminas malvadas que se alimentan de las palabras mal dichas a escondidas, en los oídos del ave- azul mayor que emocionada con la frase dañina presta atención a sus congéneres que vestidas de blanco le alimentan el ego de frente y le clavan certeras estocadas por atrás. Pobre mujer-azul no sabe que ha caído en lo profundo del abismo con sus acciones y cuando se despierte de esta horrible pesadilla ya no habrán palabras de perdón que mi corazón pueda aceptar.

Con mi cuerpo arruinado de ver tanta hambre y cómo se alimentaron de mí. Me arrastraré a mi castillo de flores a reinventarme y reparar las heridas. Quedaré bién. Y miraré con firmeza desde lo alto de mi reino cómo caerán una a una las mujeres vestidas de palomas blancas, el ave-azul y sus compañeras celeste-cielo. Sonreiré y me sentiré satisfecha de sentirme entera.




2 comentarios:

Adolfo Payés 16 de mayo de 2009, 10:15  

Me has dejado con el alma en tus letras están preciosas, me ha gustado mucho

et sigo igual en este blog también para regresar.. y disfrutar de tus letras.

te dejo mis saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo inmenso
que pases un buen fin de semana..

ELISA GOLOTT 16 de mayo de 2009, 11:33  

Mil gracias Adolfo. Un honor que me haces el visitar este espacio y tu comentario.
Un abrazo amigo,
Elisa

Publicar un comentario

.

  © Blogger template 'The Comic Series' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP