13 marzo, 2009

Ejecuciones silenciosas




...y los puse uno al lado del otro, en una linea recta.
Los miré con detención; y con los ojos los fuí aniquilando,
uno a uno. Caían como muñecos; sin vida (nunca la tuvieron).
Uno, dos, tres... y así, todos terminaron por desaperecer.
En realidad no impotaban tanto. Se querían tanto a sí mismos, que
ni cuenta se dieron que los maté...

--------------------

2 comentarios:

Ana Belio 15 de marzo de 2009, 10:49  

El ego nubla los sentidos Elisa.

Muchas gracias por tu premio, lamento haber tardado tanto en aparecer y agradecer.

Gracias a ello te he descubierto.

Un abrazo muy fuerte.

ELISA GOLOTT 15 de marzo de 2009, 11:04  

Ana, gracias a tí por regalar tus sentires.
Un abrazo de admiración para tí,
Elisa

Publicar un comentario

.

  © Blogger template 'The Comic Series' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP