28 octubre, 2015

                                              CONVICCIONES


Creo
en mis palabras
en las mujeres de mi tierra
en la pena de mi madre
en la fortaleza de mis hermanos
en los ojos de mis hijos
en mis promesas sinceras.
Creo
en el dolor de un moribundo
en el llanto de aquél niño
en las manos de un obrero
en la ternura de un recuerdo
en el hambre de un mendigo.
Creo
en la caricia de un amante
en la miseria de un viejo
en un abrazo sincero
en un beso con deseo
en cuando te dicen "te quiero".
Creo
en que  hacemos nuestra propia historia
en los que piensan diferente
en los que dicen que todo lo que das se devuelve
en que los muertos no se mueren
en que la libertad se busca, se encuentra y se siente.
Creo
en la delicia de un té  a las cinco
en que no todos los días son felices
en que mañana te olvido
en que se puede ser valiente
en que uno puede hacer las cosas diferentes.
Creo
en el arrepentimiento 
en que no siempre prima la razón
en que a veces es necesario el dolor
en lo difícil que es pero se puede otorgar el perdón.
Creo
en que no todo es tan malo
en la triste belleza de un día sin sol.
Creo en todo y a veces en nada
creo en  la esencia humana
cuando prima la cabeza sobre el corazón.
Creo 
en la grandeza del alma 
en que es necesario luchar por lo querido
en que se espera con calma
y ver si llega el olvido.
Creo
en el juego de los niños
en cumplir lo prometido
en escribir un cuento
en un pan compartido.
Creo
en la honestidad de la palabra
en que no existe la mentira
en la lealtad a las ideas
en mis certezas
en mis convicciones
en mis verdades
en mi historia completa

      _______________________________


Licencia Creative Commons
CONVICCIONES por Elisa Golott se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

3 comentarios:

Isabel Cañas L.,  8 de noviembre de 2015, 19:47  

hermoso muy cierto, no debemos dejar de creer en esas pequeñas cosas que muchas veces no nos detenemos a valorar. Felicitaciones muy lindo. Me ha dejado pensando.

Isabel Cañas

fabiola,  27 de noviembre de 2015, 17:29  

A la distancia siento tus palabras como los viejos tiempos ,

Fabiola Palomera

ELISA GOLOTT 30 de noviembre de 2015, 21:21  

Gracias amiga. Extraño nuestras largas charlas de lo humano y lo divino. Un beso enorme

Elisa

Publicar un comentario en la entrada

.

  © Blogger template 'The Comic Series' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP