24 mayo, 2015

                                                                    Elisa Golott

Escribes sumergido entre el humo del tabaco, el alcohol y las drogas
y a pesar del siseo de la borrasca que el vidrio azota
logras vomitar tus versos amargos y provocativos
de tu pluma negra que lucha entre lo legal y lo prohibido.
Te quedas noche a noche en un rincón de algún lugar
entre la penumbra honda y atrevida;
parece que te veo como una hoja reseca en tierra infértil,
avarienta y travestida.
Sucumbo a tus irreverencias
negadas las inocencias
brotando versos de tus constreñidos dedos
desde la extraña mezcla
de una noche corrupta
en un bar de baja monta
sobreviviendo a una pobre puta
que te condenó a la muerte.
Genio, Dios del mal y lumbrera del arte
llevas las manos abiertas como cálices
para recibir una flor redentora
aunque deshojada e inerte.
Poeta entre condenable y divino
cierra tus solitarios párpados
y deja tus fantasmas asesinos
adentrarse al averno para siempre
y que nunca más atormenten tu carne
embotada por la noche
y por fin liberen tu mente.
Baudelaire
poeta maldito e hiriente,
hombre desamparado,
soledad eterna,
genio irreverente.

                           _________________


Licencia Creative Commons
A BAUDELAIRE por Elisa Golott se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

3 comentarios:

Anónimo,  25 de mayo de 2015, 23:32  

Genial, magistral querida Elisa.

Un abrazo lleno de luz

Paz

Manuel Arteaga Franco,  2 de junio de 2015, 21:46  

Felicitaciones Elisa Golott un gran homenaje a una grande de la literatura. Un poema duro y grandioso como lo fue Baudelaire.

Saludos

Manuel

Cristal de uma mulher 9 de julio de 2015, 16:28  

Siempre todo mui bello y bien hecho mi amada amigo..te quiero mucho.


besos etrnos hermana

Publicar un comentario en la entrada

.

  © Blogger template 'The Comic Series' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP