18 agosto, 2014

                                             
                        MEDITACIONES    


I
Mi sombra se pasea por tu cuarto
como todas las noches.
Llego sonámbula y oculta
lanzando mi red de pescadora
para atrapar tus sueños verdes.
Crujen las maderas en la oscuridad
cuando camino sobre tu piso frío y gris
esperando que los ángeles errantes y perdidos
me hagan olvidar tu nombre
para no volver a esta habitación,
para que se borre el camino hasta aquí,
para no ser  transmutada en nada,
por que en eso me transformas
noche a noche,
en la nada de tus días rutinarios
donde no hay cabida
para mi.

II
Me elevo hasta el techo
y te miro desde allí,
adherida a la tela de la araña que hace meses teje…
Yaces en tu cama
pétrea
nostálgica
secreta
silenciosa

III
Ya no vendré noche a noche
a tratar de resucitarte de tu auto-muerte
prefiero quedarme
en mi propio limbo
escuchando alguna canción antigua
mirando como pasan las horas
enfriando mi carne
recordando mis indignos ruegos
aceptando  necedades
crédulas esperas
desoladas realidades.
Por eso
prefiero quedarme,
abstraída,
ausente,
mendiga,
aunque ni cuenta te des
que cada día me vas teniendo menos,
que me voy borrando
que voy recogiendo los rebaños de estrellas
que en el cielo cuido con mis manos,
mi pastor dormido
y tonto.

IV
Me dejaste tan abandonada  hombre mínimo;
nunca me guardaste en tu pecho cuando tenía frío.
Me negaste tus manos en las urgencias,
nunca me besaste alguna noche en el rincón del patio
nunca jugamos con las palomas del tejado
ni caminamos de la mano bajo la llovizna de algún año.

V
Ya no reptaré sobre tu tierra
para limpiar tu paso por la mía.
Anda, camina por donde quieras,
si nunca notaste mi falta,
mi rostro sin memoria en la tuya…sea.
Y en silencio desearás mi carne
mis noches blandas
mi sangre…
    la tibieza de mi arena.   ©
---------------------------
Licencia Creative Commons
MEDITACIONES por Elisa Golott se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

5 comentarios:

Alan Brito Depúa,  23 de agosto de 2014, 18:24  

Carta de amostación.

Este poema es brillante y hermoso.
Es su reflejo perfecto.
Mi cariño enojado se indigna al no ver la dedicatoria.
Mi abandono desprovisto de ausencia, no libera a la autora de mi dolor por este hecho.
A diferencia, reedito mi solidaridad, mi afecto, mi cariño, mi nostalgia y mi amor por la entrañable, hermosa y talentosa batracia que espero tenga la luz encendida.
Besos llenos de afecto y molestia.
Polilla

ELISA GOLOTT 24 de agosto de 2014, 0:47  

Polillaaaaaaaaa !! Pero que alegría mas grande. Mi cariño también está enojado, molesto y triste de tanto silencio. Alan-Patricio-Polilla, pensé que ya no respirabas en este mundo y que tu luz se había apagado. Veo con alegría que las Polillas siempre regresan a la luz. No te vayas de nuevo, ingrato. Un beso también lleno de cariño, ya sin molestia y contenta en mi charca como la Ranita de siempre.

Anónimo,  6 de septiembre de 2014, 22:40  

Precioso, como de costumbre. Un poema bello y sensible. Una visita triste a un lugar mas triste aún. Muy hermoso Elisa.

Un abrazo de mucha luz

Paz

Amanda Espejo 2 de marzo de 2015, 8:01  

Hola Elisa...te seguí desde el mail grupal de la antología Punto G. Bueno conocer tu trabajo literario. No había leído nada de ti y me agradó hacerlo.

Bueno, quise dejarte un saludo de "poeta-hermana de antología" aquí, en tu espacio. Espero nos conozcamos más si es posible.

Abrazos.

ELISA GOLOTT 2 de marzo de 2015, 16:01  

Gracias Amanda, claro que seguiremos en contacto, esa es la idea además de compartir. Gracias por venir por este lugar. Un abrazo

Elisa

Publicar un comentario

.

  © Blogger template 'The Comic Series' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP